A todos mis amigos o no, curiosos y lectores que os aproximais y deteneis en mi nube para acompañarme en mis reflexiones y pensamientos a lo largo del año que ya  hemos agotado entre penas, alegrías, sollozos, sonrisas, sufrimientos, frustraciones, éxitos o fracasos os deseo que el tiempo que Dios nos regale para uno nuevo lo aprovechéis para unir más que separar, para recordar más que olvidar, para amar más que odiar, para sonreir más que llorar…

Desde mi nube os doy las gracias por el año que me habéis dedicado con vuestras lecturas y opiniones y os deseo muchas horas, minutos y segundos de paz en vuestros corazones, esperanza  en vuestros deseos y felicidad en vuestro espíritu para el nuevo año 2020.

Jorge