Estos días y con ocasión de la grave situación por la que atraviesa Cataluña y consecuentemente España, debido a la  actitud irresponsable y presuntamente delictiva del Gobierno catalán , se vienen reproduciendo en las redes sociales, mensajes claramente desestabilizadores  y atentatorios contra la dignidad de nuestras instituciones democráticas y muy especialmente contra el presidente de Gobierno Mariano Rajoy.

En muchos de estos wasaps o twitter ya daban por hecho que se había preparado un indecente pacto con el PSOE para aceptar prácticamente las tesis independentistas o que  los radicales catalanistas tenían ya preparado un plan para okupar con miles de ciudadanos las calles y organismos  públicos, con  el único objetivo de crear un clima prerrevolucionario de incalculables consecuencias.

Como se ha comprobado ni existe pacto ni ha habido ocupación callejera. Es evidente que  el origen de estos mensajes no son producto de la casualidad sino de los que por intereses espurios y partidistas pretenden crear con falsedades y mentiras, un clima de inseguridad culpando de ello a la debilidad del Gobierno o de su Presidente.

Todos y no solo el Gobierno de la Nación estamos  obligados a contribuir individual y responsablemente a la paz y convivencia de Cataluña. No seamos correa de transmisión de quienes pretenden lo contrario.