Málaga, 28-05-2013

 

 

ESPAÑA: UNA REALIDAD INCONTESTABLE

 

Querido decano del Colegio de abogados, …..Gracias Elias por tus estimadas palabras hacia mi persona que sin duda son fruto de tu amistad y aprecio personal.

 

. Aunque el tiempo haya marcado una distancia generacional entre nosotros, al encomendarme la relevante responsabilidad que ahora desempeño como máximo representante del Gobierno de España en nuestra Provincia, has demostrado que sabes apreciar la experiencia de quienes, como es mi caso, llevamos ya años dedicados al servicio publico, gracias una  vez más, Elías.

 

Cuando el Decano me ofrecio la posibilidad de abrir este ciclo de conferencias, cosa que te agradezco muy sinceramente, me hizo la faena de dejar el tema a mi eleccion y tengo que confesar que con la cantidad de acontecimientos que nos rodean, no me ha sido fácil  elegir el marco de mi disertación de hoy.

 

Y tengo que decir, que por primera vez inicié la casa por el tejado. El titulo de esta conferencia ha enmarcado las reflexiones personales que les quiero trasladar sobre nuestra querida España real, la España que para millones de españoles no es cuestionable.

 

La España que en el siglo XXI afronta unos retos que, estoy seguro,  va a superar por su historia, su riqueza, su potencial humano y su envidiable posicion geoestrategica que nos une a continentes tan dispares como el europeo, el americano o el africano.

 

Crisol de costumbres, culturas, lenguas que convergen especialmente en Andalucia y en nuestra querida Málaga por razones de su dilatada historia, su economia,el turismo o los propios movimientos migratorios que se asientan tambien en nuestro territorio.

 

La España real de hoy es el fruto de un acontecimiento historico sin precedentes, valorado en su momento como un hecho inedito en el siglo pasado: una dictadura se autoinmoló para dejar paso a una democracia despues de cuarenta años.

 

Varias generaciones todavia, somos hijos de aquella dictadura y arquitectos a la vez de nuestra aun joven democracia. Deseabamos una España real. La España de sus pueblos, sus ciudades, sus regiones con sus lenguas, sus costumbres, su cultura y sobre todo con sus libertades reconocidas y amparadas por una Constitución que consensuamos entre todos.

 

Deseábamos  una Nación fuerte, libre, desarrollada y respetada en nuestro entorno natural: Europa. Los sucesivos Gobiernos desde la transición, los de Adolfo Suarez, Cavo Sotelo, Felipe Gonzalez y José María Aznar tenian una idea clara y un proyecto comun: Una España fuerte en una Europa unida, una vez superadas las confrontaciones traumáticas del siglo pasado y las batallas politicas de los nacionalismos excluyentes y fracturadores de la Unidad Nacional.

 

Construyeron y construimos, desde nuestra Constitucion, el Estado de las Autonomias con una amplisima capacidad de autogobierno y nos integramos plenamente en una Europa que ha sido muy solidaria y muy generosa con el desarrollo de España,conviene no olvidarlo.

 

Especialmente también con el desarrollo  de Andalucia y  con nuestra querida Provincia Malagueña, dotada hoy, sin duda, de las mas modernas infraestructuras de comunicacion de Europa

 

.Los Fondos de Desarrollo Regional, el Fondo Social Europeo, los Fondos de Cohesion, la Politica Agraria Comun, la Politica Pesquera, los Programas Urban, el Erasmus, Euromed…Málaga ha recibido millones de euros para aproximarnos más a Europa como parte integrante de nuestra Comunidad Autonoma y del Estado Español.

 

Toda esta lluvia de millones que hemos recibido y que tanto ha contribuido al crecimiento y a la riqueza de España en su conjunto y de los malagueños en particular ha sido el fruto, desde mi punto de vista, de dos elementos muy importantes: unos Gobiernos estables, liderados por politicos con un gran sentido del Estado y además un pueblo que, confiados en ellos,  han trabajado con ilusión y confianza, asentados  en unos valores donde el esfuerzo, el trabajo y el patriotismo sabian que eran compensados.

 

Todos los Gobiernos anteriores al de Rodriguez Zapatero reunían dos características para mi claves para la confianzade los ciudadanos: el sentido de Estado de todos ellos y la obsesion por hacer de España un pais lider y fuerte en el conjunto de Naciones en el mundo, desde su integracion europea, huyendo de los fantasmas del pasado.

 

Pero permítanme que les traslade una opinion personal de la deriva que se produjo para España desde una fecha determinante y que nos obligó a cambiar el rumbo de nuestra historia. El 11 de Marzo del año 2004, conocido  tristemente como el 11M, supuso el inicio de  la caida más espectacular del crédito, del desarollo y del prestigio que adornaban a España en el mundo.

 

Se cerró el juicio de los magistrados de este horrible crimen de Estado, pero aún está pendiente el juicio dela historia.

 

La llegada al poder de Rodriguez Zapatero resquebrajó peligrosamente los cimientos de un gran edicifio solido y compacto como era el del Estado. Despreció la transicion, tratando de legitimar la República e hizo de España un laboratorio de su ideología igualitarista, republicana y federalista.

 

Nos  confundió a los españoles haciéndonos dudar de nuestro carácter nacional como pueblo para impulsar el voraz afán nacionalista desintegrador de los convergentes y radicales catalanes y facilitó la entrada de los batasunos y etarras en las estructuras del poder politico y económico del Pais Vasco.

 

Obsesionado por las politicas de igualdad, disparó el gasto publico, confrontó a la sociedad española con leyes tan necesarias, segun él, para nuestro desarrollo como la educación de la ciudadania, la memoria histórica, el aborto, el matrimonio de los homosexuales etc y lo remató con una politica exterior totalmente errática que nos alejo de los paises mas poderosos de nuestro entorno.

 

Y así llegamos hasta  enero del año 2008. El presidente del Gobierno Rodriguez Zapatero, negó una y otra vez que en nuestro país hubiera crisis económica, tras el derrumbe de las hipotecas “subprime” que estalló en Estados Unidos en agosto de 2007,  detonante de la mayor crisis económica padecida en el último siglo.

 

Uno de sus grandes errores fué no querer reconocer la crisis, palabra entonces prohibida en las filas de su gobierno  e incluso para quienes se atrevían a pronunciarla que sin ningún pudor eran tildados de antipatriotas.

 

Las consecuencias económicas que vinieron después son de sobra conocidas por todos ustedes: paro imparable, déficit sin control, subida de la prima de riesgo, improvisación, subida de impuestos, bajada de sueldo a funcionarios, etc, etc.

 

Algunos de Vds podra pensar que estoy siendo excesivamente duro con el Gobierno Zapatero; que sus primeros años fueron de relativa bonanza y que fue la crisis internacional la que le arrastro al descalabro que hoy sufrimos.

 

Pero ha sido el propio Rodriguez Zapatero quien ha reconocido  en unas declaraciones, un año después de perder las elecciones y tras estar “desaparecido”, que el PSOE habia pagado con creces las consecuencias de su gestión, de su mala gestión, diría yo. Reconocido hasta por el propio Alfonso Guerra

 

En algo mas de un año de Gobierno de Mariano Rajoy no podemos negar que la situación económica sigue siendo mala, que hay más paro, pero es cierto que ya no se habla de rescate de la economía española, ni de la prima de riesgo que tanto nos preocupaba hace unos meses. Aquí, reconocerán conmigo, que al menos la labor realizada por el gobierno del PP ha servido para alejar los fantasmas del rescate.

 

Tengo la suerte de que por mi dilatada trayectoria  profesional y política, llevo 40 años en la cosa publica, he tenido el privilegio de tratar personalmente e incluso compartir responsabilidades públicas con algunos de los miembros del actual Gobierno, empezando por su presidente.

 

Y créanme que  puedo afirmar sin reservas que están haciendo un  trabajo serio y riguroso en clave nacional e internacional, para superar las enormes dificultades con las que se encontraron al acceder al poder.

 

Las  medidas que se están tomando, algunas ciertamente muy impopulares y discutidas,  están sirviendo para sentar las bases de un modelo de desarrollo dirigido a conseguir los dos objetivos más prioritarios del Gobierno: la financiación del Estado y el crecimiento económico para combatir las inasumibles cifras del paro.

 

En el año 2002, la deuda externa neta, es decir el saldo de los que España debe al exterior y lo que el exterior debe a España era de 303.000 millones de euros,el año 2012 se cerró con una deuda tres veces superior, es decir exactamente 976.400 millones de euros, es decir un deficit equivalente al 92,9% del PIB.

 

Tengo la seguridad que cuando se vea luz en el oscuro túnel de las cuentas públicas dejaremos de sufrir la presión fiscal que tanto nos preocupa ahora.

 

La reforma laboral emprendida por este gobierno y que ha sido muy criticada por sindicatos y oposición, ha servido para que se pare una destrucción de empleo más acusada y para sentar las bases para su posible creación a partir  del año 2014. Llevamos dos meses seguidos con bajada del paro y todo apunta a que tendremos cuatro meses más con bajadas de estas cifras.

 

Sin entrar en cifras siempre discutibles y discutidas según los índices y parámetros que se adopten, está claro que la mayor preocupación de cientos de miles de familias es el paro de nuestra gente joven, de nuestra juventud.

 

Tenemos unos jóvenes bien formados,  y con sus carreras universitarias o formación profesional terminadas, sin un mercado laboral que les ofrezca esperanza ni futuro y muchos de los que lo encuentran lo son en unas condiciones económicas a veces denigrantes.

 

Eso sí se nos están yendo los mejores, los más preparados.Es cierto que Europa se ha abierto para ellos como un gran mercado muy competitivo pero lo deseable sería que su emigración fuera voluntaria y no exigida por las circunstancias de penuria productiva y económica de nuestro país, es un lujo que ni podemos ni debemos permitir y menos aún resignarnos.

 

Esta reforma se complementa con el proyecto de Ley de emprendedores que acaba de remitirse a las Cortes Generales y que ha sido muy bien valorada por la prensa y sobretodo por sus destinatarios: los creadores de nuevas empresas y las actuales PYMES.

 

Por otra parte la corrupción de la clase política y no política es otro asunto al que debe enfrentarse un Gobierno serio y sensible a las preocupaciones de los ciudadanos Los políticos no podemos ser un problema para los ciudadanos, los políticos tenemos que ser la solución a los problemas de los ciudadanos.

 

No quiero pasar de puntillas por esta cuestión, los problemas están para afrontarlos. Pero, mis queridos amigos, no nos engañemos. Desgraciadamente la corrupción no es exclusiva de algunos miembros de la clase política, se ha enraizado también en  algunos sectores de nuestra sociedad.

 

Algo está fallando en nuestro modelo familiar, educativo o social del que surgen las personas que corrompen o son corrompidas. No son las instituciones las que se corrompen o están corrompidas son las personas que las integran : “Si el vaso no está limpio, lo que en él derrames se corromperá” decía Beltrot Brecht, famosso dramaturgo alemán.

 

Por eso es evidente que solo con una actuación transparente de las personas que ostentan responsabilidades publicas podemos garantizar el funcionamiento normal, adecuado y eficaz de las instituciones a las que sirven, sean públicas o privadas.

 

Por eso  también, el Gobierno se está empeñando en consensuar y sacar adelante el proyecto de Ley de Transparencia que permitirá que los ciudadanos conozcan de primera mano las actuaciones y decisiones de quienes gestionan sus intereses, sometiéndolas a un control y escrutinio critico y exigente.

 

Las instituciones, sean las del Estado, los partidos políticos, las organizaciones empresariales o sindicales, serán más transparentes y creíbles en la medida que sus responsables y dirigentes lo sean.

 

La España actual, demanda también una Administración moderna, próxima, profesionalizada y más simplificada en sus tres estrados principales:  Central,  Autonómica y  Local. Los ciudadanos no entienden la confusión de competencias entre administraciones, la excesiva carga de gasto público para sostenerlas o la lentitud y falta de eficacia en el funcionamiento de alguna de ellas.

 

El Gobierno no tardó en darse cuenta de ello y ya en marzo del año pasado la Vicepresidenta del Gobierno, Soraya de Santamaría, sentenció que la “casa debía quedar ordenada”, metiendo la tijera al sector público empresarial y a las fundaciones estatales, haciendo desaparecer 24 empresas públicas, liquidando 80 sociedades y fusionando o suprimiendo nueve fundaciones.

 

Por cierto en algunas sociedades llegó a decir que había más miembros del Consejo de Administración que personal a su servicio. Al resto de las administraciones el Gobierno lanzó las consignas de actuar con austeridad, eficiencia y estabilidad presupuestaria.

 

En estos momentos se está acometiendo  desde el seno del Gobierno el importante reto de redactar un proyecto de Ley de reforma de la administración local, buscando el mayor acuerdo posible por la importante transcendencia que tiene la administración mas cercana al ciudadano. Reforma “urgente y necesaria” como yo mismo la califiqué en un artículo que publiqué en el diario “Sur”.

 

Los ciudadanos han hecho un gran esfuerzo apretándose el cinturón, ahora tienen que ser las administraciones quienes lo hagamos consensuando una reforma que—insisto—creo necesaria e imprescindible.

 

Pero si hay un problema que atañe directamente a uno de los pilares básicos de la sociedad y del Estado es el de la” educacion”. Otro proyecto de Ley que ya esta en el Congreso de los Diputados como Ley Organica para la mejora de la calidad educativa.

 

Una nueva reforma más que venía obligada por el grave deterioro de la calidad de nuestra enseñanza y de los altos índices de fracaso escolar. El abandono de los jóvenes españoles dobla la media europea. La enseñanza del castellano no estaba garantizada en Cataluña y un exceso de laxitud para pasar de curso iba en detrimento de una exigencia mínima de formación básica y de calidad de la misma.

 

El déficit de valores de los que hoy tanto se habla en nuestra sociedad se asienta, desde mi punto de vista, en la escuela y la familia y eso es constatable a traves de las noticias que con frecuencia aparecen en los medios de comunicación. El ámbito familiar y los colegios, a veces, son cuna hoy, de graves conflictos e incluso de conductas delictivas. Algo tenemos que hacer al respecto y no solo los gobernantes.

 

Admitamos que el clima de violencia verbal y física en el que vive a veces esta sociedad es irrespirable. Espectáculos, medios de comunicación,especialmente algunos televisivos, internet, alcohol, droga…todo ello es terreno abonado para los cada vez más numerosos casos de agresiones sexuales, violencia familiar, abuso o violencia contra los menores.

 

Reaccionemos contra eso no solamente legislando. Es la sociedad misma quien tiene que enfrentarse a este cáncer que especialmente corroe a nuestra juventud. Nuestros jóvenes, como lo hicimos nosotros, necesitan referentes y reconozcamos que no los encuentran en la sociedad que le ofrecemos y esta no es una cuestión baladí, es la raiz de muchos males de los que tanto nos quejamos.

 

Si ha habido una reforma inmediata que acometer, por su gravedad, ha sido la del “saneamiento de nuestra economía” Un panorama muy complejo que la globalizacion puede contribuir a recuperarla si sabemos adaptarnos a este nuevo mundo sin fronteras para la comunicación, para la economía o para la libre circulación de personas, bienes, servicios o capitales, como es la Eurozona, toda una revolución.

 

Una economía sumida en una administración endeudada hasta las cejas; un sistema financiero lastrado por su falta de liquidez; unas entidades financieras como las Cajas de Ahorro, implicadas en un proceso disparatado de fusiones que han llevado desgraciadamente a su desaparición y un anquilosamiento del crédito que no fluye todavía a los empresarios es la España real de nuestro escenario económico-financiero.

 

Esta realidad es la  que el Gobierno constató en el poder con más crudeza aún, que, cuando estaba en la oposición.

 

España, pertenece a un club, la UE,que nos ha impuesto unas obligaciones desde el día que nos incorporamos con todas sus consecuencias a la moneda única, el euro. Somos uno de los garantes de su sostenibilidad y ello nos ha obligado, Rodriguez Zapatero tardó bastante en enterarse,a tomar las duras medidas que ya desde la última etapa de su Gobierno tuvo que adoptar.

 

El duro ajuste presupuestario que sufrimos; una politica agresiva de consolidación fiscal y una fuerte llamada de atención para mantener la estabilidad financiera en todos los niveles de las administraciones, además de las reformas estructurales para incrementar nuestra competitividad son consecuencia de haber perdido la soberanía de la política monetaria por un lado y de tener que cumplir con nuestras obligaciones comunitarias al no haber hecho bien los deberes.

 

Decía hace unos minutos que hemos mejorado la prima de riesgo considerablemente. Cuando Rajoy tomo posesión como presidente todo el mundo hablaba del rescate a España y de la prima de riesgo.¡¡Angustia nos daba encender los informativos y tertulias televisivas!!

 

Ahora este Gobierno ha conseguido que nadie hable de la intervención a nuestro país y ha mejorado la prima de riesgo que ha bajado ya de los 300 puntos.¡¡Silencio total!!

 

La caída de la prima de riesgo ha permitido cumplir con el déficit en 2013 sin que se esperen más ajustes en nuestra economía. Todo ello ha permitido también que la Comisión Europea haya concedido una prórroga de dos años a España, que no tendrá que bajar al 3 por ciento el déficit hasta 2016.

 

Recuerdo que la prima de riesgo llegó a estar en julio del año pasado en los 638 puntos básicos, hoy como decía antes está por debajo de los 300 lo que ha permitido un ahorro para las arcas públicas de más de mil millones de euros. Si a esto le añadimos que nuestra balanza comercial

presenta signos muy positivos tiene todas las trazas de que empezamos a poder respirar.

 

Otra de las medidas aprobadas por el Ejecutivo, en esta línea del saneamiento económico, es la del plan del pago a proveedores. Este plan de pago ha logrado que muchas empresas no cierren y también que muchos trabajadores no vayan a la calle. Hacienda ha abonado más de cinco millones y medio de facturas pendientes de casi 150.000 proveedores de comunidades autónomas y entidades locales por un importe de 28 millones de euros con el primer plan  de 2012 y la ampliación en 2013.

 

En este ámbito, en el que me estoy dirigiendo a todos Vds, el Colegio de Abogados, no puedo obviar que hay una Ley que fue muy polémica durante su debate y posterior promulgación como es la Ley10/2012, de 20 de noviembre por la que  se regulan determinadas tasas judiciales.

 

Como conozco ya cual es la posición de mi querido amigo el Decano y de muchos colegiados, mi posición ante esta no puede ser otra que la del Gobierno que represento y sus intenciones ante esta reforma están expresadas en el propio Preambulo de la Ley y el resultado de su aplicación dará las pautas a seguir en el futuro.

 

Otra reforma que no está siendo menos polémica es la del Consejo General del Poder Judicial. Como saben, se esta discutiendo en el Congreso de los Diputados y es ahí donde se está produciendo el debate Es también una realidad constatable que  jueces, abogados o justiciables no están nada contentos con el sistema actual, es un pilar del Estado que requiere una reforma en profundidad.

 

La lentitud de actuaciones, la escasez de recursos, la excesiva litigiosidad, la disparidad de organos de gobierno o su cuestionada, a veces , independencia son expresión del desafecto que los ciudadanos sienten por el sistema judicial actual. Creo que es una cuestión que requiere un clima de sosiego y consenso para afrontarlo con eficacia.

 

Y permítanme que rompa una lanza por aquellos profesionales del Derecho, Jueces, Fiscales, Abogados, Procuradores y funcionarios de la administración de justicia que dia a dia y sobretodo en silencio, trabajan por lo más digno y necesario que una sociedad reclama: pedir justicia, juzgar y hacer cumplir lo juzgado.

 

Tarea nada fácil a veces en las precarias condiciones que la realizan por la falta de recursos materiales y personales.

 

Otra importante proyecto, que atañe muy directamente al ambito de esta casa es la Reforma del Código Penal: la prision permanente revisable;la custodia de seguridad; la libertad condicional o los delitos contra las mujeres entre otros son objeto también de debate en este momento.

 

 

 

Este apartado de reformas no puedo terminarlo sin hacer referencia a una de gran sensibilidad social como es la de la Reforma Hipotecaria publicada en el BOE del 23 de mayo que adopta medidas importantes como son las que hacen referencia a la ejecución por impagos,los intereses de demora, hacer las subastas más accesibles o las suspensiones del desahucio entre otras.

 

Comprenderán, que después del relato de reformas que les he hecho y las que aun quedan por afrontar, no se puede decir que estemos ante un Gobierno indeciso, paralizado por los problemas o sin falta de determinación para afrontarlos. Estoy convecido que sus frutos los veremos en un plazo que espero y deseo, como la mayoría de los españoles,  que no sea largo.

 

Y como se refleja todo esto en nuestra Provincia? Pues yo diría que en la misma medida que en el resto de España, aunque a pesar de las altas tasas de paro que también sufrimos yo diría también que casi podemos llorar con un ojo.

 

Tengo que reconocer que hace unos días me sorprendió gratamente oir de algunos empresarios, en un Foro de la Confederación, una visión optimista del esperanzador futuro de nuestra economía malagueña en sectores tan relevantes como la agricultura, las nuevas tecnologías y por supuesto el turismo.

 

Siempre insistiré en que el empleo y el crecimiento viene de la mano de empresarios que arriesgan, que innovan y que buscan mercados fuera de nuestra fronteras, sin complejos y con decisión. Ellos necesitan que las Administraciones y las Entidades financieras les allanen el terreno desde una mutua relación de confianza y cumplimiento de obligaciones y compromisos.

 

 

Para su información les diré que la Administración Central del Estado en Málaga gestiona todos sus asuntos a través de unas plantillas integradas por 3.423 funcionarios, más los componentes de Policía Nacional y Guardia Civil cifradas en 5.290, lo que hace un total de 8.713 empleados públicos en toda la provincia.

 

El Estado gestiona en la provincia de Málaga 52.052 empresas y 485.025 trabajadores en sus distintas modalidades a traves de la Tesorería General de la S.Social y 183.638 pensiones con una pension media de 846 euros por el INSS.

 

La lucha contra el fraude fiscal y de la Seguridad Social tambien es una prioridad de nuestro Gobierno en la provincia.

 

Estos funcionarios trabajan todos los días para prestar un servicio público reclamado y exigido por la ciudadanía que contribuye con sus impuestos. Lo hacen con dignidad y con profesionalidad y a veces con riesgos inherentes a su cometido.

 

Merecen un respeto y una retribución digna y suficiente, lo que a veces no responde a la realidad, sobre todo si se comparan con las de otras administraciones, además de soportar un peso importante del ajuste económico. Permítanme que me haga eco de su lógica reivindicación.

 

 

Reconozco públicamente que Gobiernos de uno y otro signo han colaborado, con fondos de la UE, del Estado e inversores privados a ponernos a los malagueños en la cumbre de las infraestucturas europeas de la comunicación aerea, terrestre, portuaria y del ferrocarril. Son millones de ciudadanos y familias nacionales y extranjeras que nos visitan cada año.

 

La calidad de nuestras redes de comunicación y la frecuencia de visitantes es una garantía indiscutible de nuestro desarrollo económico y social.

 

Es tambien una realidad constatable que, Málaga y su provincia, aunque su aportación al PIB de Andalucía es menor que el de Sevilla por el peso poblacional, el territorio, la agricultura y su carácter de capitalidad, tiene todos los condimentos para considerarse la locomotora económica de Andalucía.

 

Su dinamismo y fortaleza derivada del peso específico del turismo, su espíritu empresarial joven, emprendedor y exportador, su apuesta por las nuevas tecnologías impulsadas por el Parque Tecnológico, el Ayuntamiento y la Universidad y su industria agroalimentaria que la Diputacion, acertadamente promociona, la convierten en la auténtica locomotora económica de Andalucía.

 

El Gobierno así lo entiende y son constantes las visitas de Ministros y altos cargos para percibir in situ los problemas y las preocupaciones de sus ciudadanos. En año y medio que asumí la representación de la Subdelegación nos han visitado practicamente la totalidad del Gabinete del Presidente Rajoy y numerosos Altos Cargos de distintos ambitos: interior, industria y turismo, fomento, agricultura

y pesca, sanidad e igualdad etc.

 

Ya casi alfinal de mi disertación, no pretendo agobiarles con cifras ni hacerles un balance de mi ya casi año y medio al frente de la Subdelegación de Gobierno. Pero sí decirles que me siento muy orgulloso de representar al Gobierno de España en nuestra provincia.

 

He podido constatar como somos capaces de afrontar grandes catástrofes como las del año pasado (dos incendios y dos inundaciones), con el trabajo eficaz y arriesgado de nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

 

Se han afrontado más de mil manifestaciones y concentraciones sin incidentes reseñables, ha disminuido la delincuencia en casi toda su tipología y se hace una magnífica labor de prevención de la delicuencia en Colegios y Asociaciones.

 

La lucha contra la droga es un objetivo prioritario del Gobierno. Policía y Guardia Civil en sus labores de investigacion, vigilancia y control de puertos y aeropuerto están obteniendo éxitos de gran alcance.

 

Puedo adelantarles también que ya estamos a punto de resolver el grave problema del almacenamiento y destrucción de la droga incautada gracias a la firma del Protocolo de varios Ministerios afectados y especialmente a la magnífica colaboración de los jueces encabezados por el Presidente de la Audiencia que en la Comisión de Policía Judicial trabajan en la línea acordada para agilizar el procedimiento.

 

Dos breves apuntes y con ello termino que me parecen interesantes para su conocimiento. El Gobierno ha mantenido su compromiso de atender el empleo agrario con el llamado PROFEA, antiguo PER. El año pasado se invirtieron mas de 16 millones de euros entre los pueblos de la provincia que permitieron contratar más de 300 proyectos de obras y una contratación temporal de más de 12.600 personas y este año es del mismo nivel.

 

Las inversiones del Estado ,para este año, aunque estamos en una situación difícil siguen aplicándose a infraestructuras prioritarias para la Ciudad y su provincia en las cuantías ajustadas a las exigencias presupuestarias del control de déficit y saneamiento de las cuentas públicas.

 

Más de 13 millones de euros para pagar deudas heredadas de anteriores ejercicios. Más de siete millones para mantenimiento de carreteras. Se han iniciado las expropiaciones para el Anillo Ferroviario de Antequera.

 

En el puerto se van a invertir más de 6 millones y 27 millones en el aeropuerto.

 

Se está también haciendo un esfuerzo considerable en nuestra playas y costas.Un millon de euros para su regeneración de cara al verano, en más de 25 playas y cuatro vces más de aportación de arenas que el año pasado,250.000 metros cúbicos, amén de otras actuaciones en paseos marítimos.

 

 

Esperemos que para el 2015 podamos disfrutar ya de ese magnífico museo de Bellas Artes o que se puedan equipar ya la prisión de Archidona, obras ya terminadas de relevante importancia para nuestra provincia.

 

Solo he querido darles unos flachs de los compromisos del Gobierno con nuestra provincia, hay muchos más pero sería abusar de su paciencia.

 

He venido a hablarles de lo mío, de mis responsabilidades como representante del Gobierno y de mis ideas personales sobre una España que como reza el titulo de esta conferencia es una realidad incontestable.

 

Creo en la España constitucional, en un Estado fuerte, sólido y representativo del sentir de la Nación española. Creo que las Autonomías fueron una buena opción de descentralización del Estado aunque pienso que habría que corregir ciertos vicios adquiridos precisamente del centralismo del Estado y creo en un poder local sólido, racional, funcional y bien financiado para hacer frente a sus competencias.

 

Las Diputaciones responden a la estructura provincial y deben asumir las tareas que los pequeños municipios, definidos su tamaño y capacidad no puedan atender pero hacen un papel necesario.

 

Les agradezco su atención, les pido una vez más que confíen en nuestro Presidente Mariano Rajoy y su Gobierno, él es una persona fiable y un buen español, honrado y trabajador que es lo que en estos momentos necesita España.

 

MUCHAS GRACIAS.