• Categoría de la entrada:Política Nacional
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura

 

 

Sr. Pablo Casado (presidente PP)

Sr. Albert Rivera  (residente Cs)

Sr. Santiago Abascal (presidente de VOX)

Estimados Presidentes:

Por cuarta vez desde el año 2015, se nos va a convocar a los  españoles para pronunciarnos una vez más en las urnas por el candidato que debe reunir una mayoría parlamentaria suficiente para ser investido como presidente del gobierno. Todo ello de acuerdo con las previsiones constitucionales  del art. 99 de nuestra Constitución.

Al iniciar esta carta permítanme Sres. Casado, Rivera y Abascal que les haga una llamada pública al patriotismo, al sentido común y a la generosidad para que sin dilación adopten la decisión audaz y valiente de sumar sus fuerzas, su inteligencia y su amor por España, de tal manera que desde una plataforma electoral nos faciliten a los electores la viabilidad de un voto que les permita gobernar con una mayoría constructiva y estable.

Durante estos cuatro años marcados por lo que parecía ser el inicio de una nueva etapa política que pondría fin al   bipartidismo, , la “nueva” clase dirigente del variopinto y atomizado arco parlamentario se ha mostrado incapaz de dotar a España de un gobierno estable para  afrontar los grandes retos y problemas que hoy acucian a nuestra sociedad.

No se les ocultará la gran preocupación que hoy nos embarga a millones de electores ante el distanciamiento y la fractura que existe entre la sociedad civil y su actual clase política . Nuestra economía es una de las más endeudadas del mundo (98,7 del PIB); el desempleo ha superado la barrera de los tres millones de parados; el déficit de la Seguridad Social supera ya los 16.000 millones de euros; el modelo de reparto de pensiones es prácticamente insostenible con el fuerte desfase entre la natalidad y envejecimiento de la población y la desestabilización política anuncia una cada vez mayor desconfianza de la inversión nacional y extranjera que traerá como consecuencia una marcha atrás en nuestro crecimiento.

Si a esto le añadimos nuestra débil posición en una Europa sacudida por las amenazas de un turbulento Brexit, una incapacidad para afrontar una presión migratoria trágica y desordenada en nuestras costas y fronteras o los graves desafíos de los independentistas catalanes y vascos que pretenden fracturar España, no es difícil imaginar que si no se adoptan decisiones valientes, audaces y generosas, el 10 de Noviembre se volverán a repetir con mayor o menor aproximación los resultados del 26 de Abril.

Esto traería consigo una nueva paralización del Parlamento y del Gobierno y la consiguiente incertidumbre en el Poder Judicial avocado a suplir el vacío legislativo y a sentirse cada vez más presionado en su independencia, lo que supondría una grave quiebra del propio sistema democrático. La soberbia y la vanidad de Pedro Sánchez le impide ver el bosque de desatinos en los que ha incurrido desde la moción de censura al presidente Rajoy.

El penoso espectáculo que ha ofrecido el presidente en funciones, limosneando hasta el último instante su investidura a derecha e izquierda,  sin más ofrecimiento que el deseo de seguir presidiendo un  gobierno fantasmagórico sin proyecto de España, sin programa político y sin un presupuesto propio y creativo para impulsar el desarrollo de nuestra nación, no debe ni puede repetirse, si en algo se valora el trabajo para alcanzar el bien común y bienestar que nos merecemos los españoles.

Manuel Fraga, gran estadista y político, fraguó el centro derecha desde la diversidad y unión de tres grandes corrientes que en los 90 conformaban el mapa político español: Alianza Popular, El Partido Demócrata Cristiano Popular y el Partido Liberal. Con no poco esfuerzo y generosidad y al amparo de  las siglas del PP, los tres partidos políticos iniciaron el gran proyecto del centro derecha español que tantos años de bienestar y desarrollo han aportado a España como también lo hizo anteriormente la izquierda socialdemócrata de Felipe González.

El “miedo” de Pedro Sánchez a cogobernar con los teóricos comunistas de Podemos, convenientemente fracturado ahora desde la operación Errejón, no responde a su falta de sintonía con su ideología o afán intervencionista. Sus alianzas regionales y municipales, incluso con Batasuna, o su propio afán recaudatorio y la patrimonialización que ha hecho de los bienes públicos para su uso personal lo delatan. Solo ha sido y sigue siendo una torticera maniobra electoral para intentar atraer engañosamente al electorado de centro izquierda, cada vez más dividido también.

Por otra parte la Ley D´Hondt es implacable con la dispersión del voto y esto es de una lógica aplastante. No nos sometan a los españoles que dicen representar a una difícil elección y a un futuro repleto de incertidumbre y confusión como el que acabamos de vivir.

Parafraseando a ese gran estadista alemán que fue Helmut Kohl cuando vibraba hablando de Europa, lo que deseamos una parte importante de españoles es preservar “nuestra cultura que gana desde su diversidad y desde su riqueza espiritual, que se sostiene desde los ideales comunes que inflaman la esperanza de las personas”. Cultura, riqueza espiritual, ideales comunes y esperanza es lo que les pedimos poder votar el día 10 de noviembre. Sumen y ayúdennos, España se lo agradecerá.

Jorge Hernández Mollar

Ex parlamentario nacional y europeo del PP

 

Publicada en Diario Sur, Diario Siglo XXI, Confidencial Digital, Diario Melillahoy

 

 

 

 

 

Jorge Hernández Mollar

Nací en Melilla. casado y tres hijos, católico. vitalista y optimista. Respetuoso con las personas sin distinción y los derechos humanos Estudié Bachiller en el Colegio La Salle y me licencié en Derecho por la Universidad Complutense Madrid. He sido funcionario del Cuerpo Superior de la Administración de la Seguridad Social y en mi actividad política he desempeñado cargos orgánicos en el Partido Popular y he sido Senador, Diputado a Cortes y Diputado al Parlamento Europeo.En el Senado pertenecía a la Asamblea de la OTAN y en el Congreso desempeñé la portavocía de Sanidad de mi grupo parlamentario, presidiendo la Comisión de Libertades Públicas, Justicia e Interior en el Parlamento Europeo. MI etapa de vida pública, tuve el privilegio de culminarla como Subdelegado del Gobierno en Málaga. Jubilado de la vida administrativa pero continuo muy activo para seguir en la aventura de ser útil y servir a a la sociedad y a España. Por esta razón, entre otras actividades, presido el Comité de Expertos del Partido Popular de Málaga. Soy Consejero además de Centros Familiares de Enseñanza (Grupo Attendis)

Deja una respuesta

Esta entrada tiene un comentario

  1. Lorenzo

    Mi padre, asturiano hasta la medula, peleo contra el Generalísimo, cayendo herido en combate y luego de nueve anos en prision y habiendo pasado por la pena de muerte por fusilamiento( lo sacaron del paredón conjuntamente con un señor en sillas de ruedas) Cadena perpetua (cumplio solo 9 anos) y posteriormente tuvo que abandonar el país decidiendo irse a Cuba donde tenia dos hermanos desde hacia unos anos. Siempre me decía que los Socialistas y los Comunistas se pedían la cabeza. Recuerdo que en 1975 pidió al gobierno cubano viajar a Espana para cumplir una promesa con su hija de acompañara en su boda y fue citado por un oficial a una de las mansiones de Laguito en la habana y este le dijo, señor Guardado no se entiende que un hombre con el historial revolucionario que tiene usted, no pertenezca al partido y le pregunto, a que Partido, este le dijo al Comunista (único partido en Cuba desde 1961 a la fecha) y su respuesta fue contundente, ese paso no lo doy ni para la madre que me pario, Comunista jamas. Cuando salimos de la mansión mencionada le dije, estas loco mi padre, no te dejaran salir ni a Isla de Pinos( una isla al norte de Pinar del Rio perteneciente a Cuba) y me dijo de manera alterada, no dije era Fascista, ni Batistiano, ni Comunista, soy Socialista.
    Cuando regreso había muerto el Generalísimo y me comento le había dicho a sus hermanas, el desarrollo alcanzado es enorme, Aviles es una ciudad y cuando marche era un potrero, los jóvenes viajan a Madrid de paseo y nosotros no conocíamos Madrid, se van a recordar del Pequeñín por muchos anos.
    Conoci que mi padre fue a la guerra porque Asturias había sido muy castigada, en muchísimas casas se pasaba hambre y los jóvenes se fueron a las montañas. Mi padre jamas pudo tolerar a Fidel Castro una vez se declaro Comunista, le quitaron sus propiedades como a miles de hombres de bien que habían conseguido emprender negocios prósperos con mucho sacrificio; nunca acepto trabajar para el Gobierno a pesar que por su preparación le propusieron ser el Director de Obras Publicas de la Provincia de Camagüey(donde vivíamos) Si mi padre levantara su cabeza y viera el Socialismo español actual pediría ser enterrado nuevamente. Nunca vote ningún partido en España, a pesar que simpatizaba con el Partido Popular, sentí respeto de mi padre, pues era un hombre noble, que en 20 anos creció económicamente lo inesperado, que lo perdió todo sin haber fracasado jamas, le fueron intervenidas sus propiedades sin compra alguna, a lo Fidel Castro; amo a Cuba y sentia un enorme aprecio por su Espana y su Asturias patria querida. Desde muy pequeño sentí impotencia de haber vivido todo lo que le impusieron a mi padre y siempre le exprese que quería estar al extremo opuesto de la izquierda y eso le inculcaría a mis hijos. Hoy vivo en Miami y siento un rechazo enorme por todo cuanto huele a izquierda, mis motivos son justificados y mis vivencias en mi país y todo cuanto ha ocurrido en Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Ecuador Brasil, Argentina y otros que como los anteriores abrazaron esa fracasada ideología son suficientes para pensar de la manera que lo hago.
    En los Estados Unidos me interesa que gobierne la Derecha, sea Trump o Arquímedes, me da igual, pero que no sean los Demócratas que no son mas que Socialistas y Comunista en cubiertos.
    Lo que esta sucediendo en Espana es denigrante, inimaginable y de cuidado. Este Socialista esta vendiendo a Espana a los mas interesados en perjudicarla, a asesinos y a políticos que abiertamente están publicando el odio que sienten por los españoles. Que sucederá? No lo se; espero que el Rey Felipe VI tenga un protagonismo decisivo en todo esto y se logre borrar la ofensiva de la izquierda de una vez y por todas. No puede existir un Gobierno compuesto y apoyado por partidos inconstitucionales, que irrespeten la democracia y que quieran dividir a Espana y los españoles.
    Adore a mi padre, siento que fue un hombre admirado por sus virtudes, por su educación y sus sentimientos, que fue el padre que todo hijo quiere tener, jamas he oído alguien señalar algo negativo de mi padre, lo recuerdo todos los días y lo seguiré queriendo siempre, es mi ejemplo.
    Las épocas, los anos, los adelantos, las democracias, la prensa y los medios informativos cambian los acontecimientos y la manera de ver la vida, si a ello le anadimos los resultados de los pueblos de los aciertos o no de las clases políticas, los resultados reales de las dos ideologías fundamentales históricamente ( derecha e izquierda) no nos queda otra razón mas que evidenciar que las derechas posibilitan puestos de trabajo, crean empleo, hay libertades, se suena con el bienestar y se lucha por lograrlo, pues se crea una conciencia de preparación y trabajo para obtener mayor nivel de vida; todo lo contrario a la izquierda que centraliza la economía, destruye la clase media y se deterioran los puestos de trabajo, se destruye la estructura económica, se vive sometido, sin libertades esenciales, sin democracia, se distribuye el hambre equitativamente y se pierde las ansias de progresar, de encontrar bienestar y unos pocos se hacen millonarios ante la miseria que sufre el pueblo.
    Quisiera que el PP pudiera gobernar en Espana y me dolería mucho que existiera un gobierno formado por Socialistas, Comunistas, Ultra izquierdistas, Separatistas, Asesinos y políticos que abiertamente odien a Espana.