• Categoría de la entrada:Política Nacional
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Los españoles estamos asistiendo, con impavidez y estupor, a un espectáculo  nunca visto desde los primeros años de nuestra democracia y muy especialmente desde el 23F: tribunales de diferentes jurisdicciones enfrentándose a los mismos y graves hechos  delictivos, como son los de rebeldía y sedición, recibiendo una agotadora presión mediática para intentar dirigir sus decisiones; más de dos mil empresas y sociedades huyendo despavoridas de la quema independentista y una policía autonómica, los mossos de escuadra, que a las órdenes ya del Ministerio de Interior, actúan con total pasividad frente a  los sabotajes que pequeños grupos incontrolados provocan en el normal funcionamiento de los transportes públicos.

Siendo esto grave lo inadmisible es que en un Estado de Derecho y más si es miembro de la Unión Europea,  unos niños sean utilizados en estos desórdenes irresponsable e impúdicamente por sus padres y que no hayan encontrado reacción alguna  por parte de ninguna autoridad autonómica o nacional para actuar contra tamaña conculcación de los derechos del menor reconocidos en nuestra legislación y en el Convenio de los Derechos del Niño de 1989

Si a esto añadimos unos fugados de la justicia que como Puigdemont y sus secuaces, conspiran impunemente desde Bélgica contra España arropados por unas minorías radicales e independentistas y defendidos incluso por quienes lo hicieron anteriormente con lo terroristas de ETA, no es de extrañar que se vaya apoderando de la mayoría de los españoles, cada vez con más insistencia, un desencanto y hasta un temor de que este caos que hoy impera en Cataluña revierta en una nueva e insufrible crisis, no solo económica sino también social y política.

Jorge Hernández Mollar

Nací en Melilla. Licenciado en Derecho, funcionario del Cuerpo Superior de la Administración de la Seguridad Social, Senador, Diputado a Cortes y Diputado al Parlamento Europeo..Subdelegado del Gobierno en Málaga Colaborador del MelillaHoy, Diario SigloXXI,El ConfidencialDigital. La AlternativaDigital, Malagareporter, CanalMálaga.

Deja una respuesta

Esta entrada tiene 9 comentarios

  1. JOSE ANTONIO LENCINA

    ES UNA PENA LA DERIVA DEL NACIONALISMO CATALÁN BUSCANDO EL CAOS .

  2. JOSE ANTONIO LENCINA

    ACCION DE LOS SEDICCIOSOS BUSCANDO LA REACCIÓN DE LOS CUERPOS Y FUERZAS DE SEGURIDAD.

    1. Jorge Hernández Mollar

      Todo es penoso y lamentable, veremos el costo regional y nacional que tiene esto. Gracias José Antonio.Un abrazo

  3. Rafael Ordóñez

    De acuerdo de la A a la Z.
    ¿Por qué nadie actúa con la fuerza legal y con la contundencia democrática con la que hay que hacerlo? Ni en Cataluña ni en España.¿Nos quieren vender el caos para hacernos tragar «reformas constitucionales» intragables?

    1. Jorge Hernández Mollar

      Rafael, es todo ya un disparate y un no querer ver l,a realidad desde hace años. El volcán ha estallado, hay terremotos, lo que hace falta es que se paren y sobre las ruinas de lo que quede tratar de reconstruir la ciudad, la sociedad catalana se ha roto.Un abrazo

  4. Juan Blancas

    La actitud de los Mossos de Escuadra es lamentable.A quien obedecen? Esto no parece la aplicacion del artículo 155 de la Constitución.Hay algún pacto oculto del Gobierno?

    1. Jorge Hernández Mollar

      Juan, ellos depende ahora directamente del Secretario de Estado de Seguridad. El Gobierno se ha encogido después del 1-O y como suele ocurrir vamos de un extremo a otro…, no hay pacto, creo que hay miedo.Esto es para tomar un cafe y hablarlo. Un abrazo

  5. Juan Blancas

    La precipitación de las elecciones autonómicas el 21 de diciembre no solucionara nada.Se sigue vulnerando la Ley en Cataluña con total impunidad. Cuando se intervendrá TV3 y Cataluña radio? Las Asociaciones Onmiun Cultural y ANC siguen exactamente igual que antes de la aplicación del Artículo.155.Hay descontento generalizado en la sociedad y Ciudadanos esta recogiendo muchos votos del P.P. Personalmente,no voy a cambiar mi pensamiento,pero hay que hablar más claro al pueblo.Un abrazo.

    1. Jorge Hernández Mollar

      Estan muchos en otra onda juan, un abrazo