ANDALUCIA EN EUROPA

“Nos estamos encaminando hacia la concepción de un mundo en el que se destacarán cada vez más la visión y la búsqueda de lo que une a las naciones…”

Son palabras de Robert Shuman, padre de Europa, que llamó a la unidad de los europeos para superar el desgarramiento de una gran contienda bélica. Seis naciones acudieron a esa llamada y un 9 de Mayo de 1950 crearon la Comunidad del Carbón y del Acero con la que se dio nacimiento a la Europa comunitaria. Cincuenta y nueve años después la Unión Europea suma ya 27 Estados miembros

La primera “Asamblea parlamentaria europea” tuvo su sesión constitutiva en Estrasburgo el 19 de Marzo de 1958 compuesta de 142 miembros elegidos directamente por los parlamentos nacionales. Cincuenta y un años después el Parlamento europeo después de las elecciones del 7 de Junio pasará a 736 diputados elegidos por sufragio universal y directo.

Esta evolución integradora de los pueblos y naciones de Europa ha contribuido eficazmente a la paz, el bienestar y la democracia de los ciudadanos europeos y naturalmente España ha sido y sigue siendo una gran beneficiaria y receptora de la solidaridad europea en términos no solo económicos, sino también sociales y políticos.

España, por ejemplo, ha recibido desde el año 1986, año de entrada en la CE como miembro de pleno derecho 136.133 millones de euros en Ayudas estructurales (Fondos estructurales y Fondos de cohesión) hasta el año 2006 y tiene asignados para el sexenio 2007-2013 la cantidad de 35.217 millones de euros para la política de cohesión europea, notablemente inferior a los 61.890 millones que nos fueron reconocidos para los años 2000-2006, durante el Gobierno del Partido Popular.

Andalucía, por otra parte, sigue en este nuevo período y hasta el 2013 formando parte del grupo de regiones “Convergencia” (Renta media inferior al 75% de la UE),lo que eran las antiguas Regiones Objetivo 1. Es decir estamos en el pelotón de las regiones menos desarrolladas de la UE-27.

La Comunidad Autónoma Andaluza ha recibido entre 2000 y 2006, 13.250 millones de euros de fondos europeos que han ayudado a financiar los 47.200 millones de inversiones y gastos de la CA. Fundamentalmente estos fondos se han dirigido hacia la mejora de su tejido productivo, la creación de infraestructuras, la sociedad del conocimiento, el medioambiente, etc. El 30,5% de las ayudas estructurales europeas concedidas a las regiones españolas del objetivo 1 han ido a parar a Andalucía.

Le toca pues al Presidente Griñán dar cuenta del todavía importante retraso estructural que Andalucía tiene a pesar de la gran cantidad de dinero inyectado en la región por la UE, muy superior al del resto de las Comunidades Autónomas, así como de los cerca de 1.000 millones de euros que durante esos seis años recibió el Sr Chaves del Fondo Social Europeo.

Desde luego, a la vista de las estadísticas, no se han dedicado en mejorar la “educación” del ciudadano andaluz, cuyo nivel de formación, es para la población mayor de 16 años, inferior al de la media nacional. El fracaso escolar continúa superando en 7 puntos porcentuales la media española (31,7) y en más de 23 puntos la media de la UE (15,6). Grave problema para nuestro debilitado mercado de trabajo en términos de calidad profesional y personal cualificado.

Ante la crisis en la que estamos inmersos, la situación de retraso a la que se enfrenta la Comunidad Autónoma de Andalucía precisa de una apuesta decidida por impulsar las políticas que incrementen el potencial de crecimiento regional, a partir del refuerzo de los factores claves de competitividad señalados por Lisboa: innovación, espíritu de empresa y cohesión económica y social.

Es preciso, con la ayuda europea, crear un entorno que estimule la creación de empresas y el desarrollo de actividades productivas, especialmente las de mayor valor añadido. Así ante la incorporación de los nuevos Estados de la UE, es necesario que Andalucía mejore su especialización en productos de alto contenido tecnológico y en productos intensivos en mano de obra cualificada. Esto evitará que se repitan situaciones como las de DELPHY.

Explicar bien y con claridad las claves de nuestra presencia regional y nacional en la nueva Europa es el reto al que se enfrentan nuestros candidatos al PE para “provocar” en el electorado la responsabilidad de contribuir con su voto a una mayor europeización y convergencia de nuestra Comunidad Andaluza, hoy todavía demasiado alejada de las regiones más avanzadas de Europa.

Jorge Hernández Mollar
Presidente del Comité Expertos PP Málaga- Ex Diputado Europeo