• Categoría de la entrada:Política Nacional
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

¡Por fin elecciones…! ese es el sentimiento y el deseo de una gran mayoría del pueblo español ante el anuncio que acaba de hacer  un Presidente visiblemente derrotado. Se acabó el suplicio, la incertidumbre, la pesadilla de un gobierno que nos ha arrebatado la esperanza, la alegría de vivir, el orgullo de sentirnos ciiudadanos de una gran nación como España. Llegó aupado después de un gran crimen de Estado como fué el 11M, incluida la vergonzosa manipulación de la jornada de reflexión del 13M; desmoronó el espíritu de la transición española despertando desgarradores sentimientos y recuerdos ya superados; trató de borrar incomprensiblemente una parte de nuestra historia; desequilibró las finanzas del Estado»gastando y despilfarrando» por encima de nuestras posibilidades y obligaciones asumidas con nuestros socios europeos para  el sostenimiento del euro.
Atacó duramente los sentimientos morales  de una parte de la sociedad española abriendo permenentemente debates sobre el aborto, la eutanasia, el matrimonio de los homosexuales, la objeción de conciencia, atacando los principios de la libertad religiosa, especialmente de los católicos y tratando de reducirlos a la esfera estrictamente privada, conculcando así los derechos fundamentales de la Constitución.
En el plano internacional lamentablemente su papel y el que le ha hecho jugar a España, ha sido demoledor. Su falta de autoridad, de sintonía con los líderes internacionales y su visible retraimiento y desconcierto, muchas veces, en las reuniones de los  organismos internacionales hizo que nos relegáremos a un segundo plano, nos hizo bajar del tren de la prosperidad y  subir al del desempleo, la crisis económica y el incremento de la pobreza.
La crisis financiera internacional es una realidad que nadie puede constestar, pero no dijo la verdad a los españoles y no acometíó con firmeza y autoridad los cambios urgentes y necesarios que España necesitaba para afrontar los graves problemas de nuestra economía. No creía en ellos, ni tuvo alrededor un equipo de profesionales y técnicos capaces para sacarlos adelante.
Por otra parte sus devaneos y su incontiencia política para luchar contra el terrorismo, nos ha puesto en el límite de lo soportable, situando a Bildu en las instituciones. El estatuto de Cataluña fué una concesión con la  que se inició un camino sumamente peligroso para la desestructuración del Estado.
Si embargo no ha sido el principal y único responsable. Sus  más directos colaboradores, Solbes y Rubalcaba, políticos más avezados y preparados que Rodriguez Zapatero no solo no detuvieron sus frivolidades sino que las amparaban y las impulsaban. Los dos están invalidados para la vida pública y especialmente su sucesor Rubalcaba. Su discurso no puede tener crédito alguno.
Pero estamos afortunadamente ya ante una nueva etapa, una nueva ilusión, una nueva esperanza. Si a partir del 20 de noviembre es Mariano Rajoy, quien tiene que asumir la difícil y compleja responsabilidad de gobernarnos, tenemos que trabajar ya desde hoy mismo para impulsar una regeneración de la sociedad española en lo público y privado. Es una labor que nos compite a todos los españoles, no solo al vencedor de las próximas elecciones.
En lo ,personal solo deseo que Rodriguez Zapatero reflexione  sobre el mal sabor de boca que su forma de gobernar nos ha dejado a millones de españoles; que descanse física e interiormente y que algún día reconozca sus errores y el gran bien que nos podría haber hecho a todos los españoles si la razón y la humildad hubieran primado en sus decisiones. Como persona que la vida le depare lo mejor, adiós Presidente, adiós.

Jorge Hernández Mollar

Nací en Melilla. Licenciado en Derecho, funcionario del Cuerpo Superior de la Administración de la Seguridad Social, Senador, Diputado a Cortes y Diputado al Parlamento Europeo..Subdelegado del Gobierno en Málaga Colaborador del MelillaHoy, Diario SigloXXI,El ConfidencialDigital. La AlternativaDigital, Malagareporter, CanalMálaga.

Deja una respuesta

Esta entrada tiene un comentario

  1. Jose Luis Checa

    He recibido este email y os lo transcribo para despedir a este "buen" presidente.

    J. L. Rodríguez Zapatero:

    No puedo anteponer a tu nombre alguna de las palabras: querido, admirado, amigo, respetable, etc. No me salen del corazón y los adjetivos que te mereces, mi pluma no quiere escribirlos.

    Soy un ciudadano de 77 años, jubilado, duramente curtido por la lucha cotidiana del ejercicio de mi profesión de gran responsabilidad. El milagro de la vida lo he visto casi a diario con la asistencia a mis parturientas.
    Soy padre de cuatro hijos maravillosos y abuelo de siete nietos que me hacen feliz todos los días.
    No quiero que un inoportuno infarto me impida darte mi más sincera enhorabuena por tu brillante trayectoria presidencial.

    Aunque sea difícil has conseguido romper la unidad democrática de España tras la transición. De nuevo hay dos Españas, que como entonces, no se aman. Hemos vuelto alaño 1.936 ¡Enhorabuena!

    Has destruido los pilares fundamentales de una pacífica convivencia: la moral, la cultura, la educación y hasta la religión ¡Enhorabuena!

    Has podido conseguir tu promesa electoral del pleno empleo con cinco millones de parados ¡Enhorabuena!
    Te has encamado con los más honestos sindicalistas, defensores no de los trabajadores, sino de sus cuentas corrientes ¡Enhorabuena!

    Te has atrevido con tu soberbia ofender al país más potente del mundo. Los norteamericanos, con Bush u Obama, aman profundamente a su país y a su bandera. Tu ignorancia y rencor no te permitieron levantarte de la silla al paso de ella ¡Enhorabuena!

    Tu profundo convencimiento de los derechos humanos te permite hermanarte con los dictadores más abyectos del siglo XXI, como Chaves, Castro, etc. ¡Enhorabuena!

    Apoyándote en la gran preparación científica de tu ministra Aido vas a conseguir que las mujeres de 16 años puedan abortar libremente ¡Enhorabuena! Ante un accidente grave quirúrgico, ¿a quién llamaríamos?, ¿a la ministra?, ¿a ti?, ¿o entonces sí, a sus padres?

    Has apoyado y promulgado romper la unidad lingüística de España. Pienso que a un gran conocedor de idiomas, como eres tú, le da igual ¡Enhorabuena!

    Podría seguir felicitándote profusamente por tus innumerables méritos en las distintas esferas de la vida política. Sólo tus continuadas mentiras hacen que las nauseas que me producen, me impidan continuar.

    Enhorabuena Rodríguez Zapatero por todo, pero si te queda algo de conciencia por favor vete ya…a tu casa.

    Carlos Rubio González.
    Premio Extraordinario de la licenciatura de Medicina.
    Doctor en Medicina y Cirugía.
    Especialista en Obstetricia y Ginecología.
    Académico correspondiente de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Cádiz.